miércoles, 27 de abril de 2011

Rosas y gardenias

Superada la resaca de Sant Jordi, en la que tuve la inmensa suerte de charlar y dedicar libros a un montón de lectores (¡gracias!), y mientras preparamos la Feria del Libro de Madrid, llegó el momento de retomar nuestro curso de gramática del amor.
El siguiente libro de la lista –ya no nos queda casi nada- es El amor en los tiempos del cólera, uno de los textos más bellos y redondos que ha escrito Gabriel García Márquez.
Cuando Irene lo lee autor se siente transportada muy lejos de Cornualles. Tanto se abstrae en la lectura que la lluvia fina y helada que cae esa tarde en Saint Roberts, el internado donde estudia, parece transformarse ante sus ojos en una tempestad tropical, con los ruidos y los olores sensuales de un lugar exótico. Estas líneas de La gramática las escribí como un guiño a la novela de García Márquez, llena, por cierto, de olores y sabores intensos como el de las gardenias o el de las almendras amargas.



Os dejo un fragmento que describe un episodio extraño y genial protagonizado por Florentino Ariza en pleno desvarío amoroso por Fermina Daza, su “diosa coronada”:
Fue esa la época en que cedió a las ansias de comerse las gardenias que Tránsito Ariza cultivaba en los canteros del patio, y de ese modo conoció el sabor de Fermina Daza. Fue también la época en que encontró por casualidad en un baúl de su madre un frasco de un litro del Agua de Colonia que vendían de contrabando los marineros de la Hamburg American Line y no resistió la tentación de probarla para buscar otros sabores de la mujer amada. Siguió bebiendo del frasco hasta el amanecer, emborrachándose de Fermina Daza con tragos abrasivos, primero en las fondas del puerto y después absorto en el mar desde las escolleras donde hacían amores de consolación los enamorados sin techo, hasta que sucumbió a la inconsciencia. Tránsito Ariza, que lo había esperado hasta las seis de la mañana con el alma en un hilo, lo buscó en los escondites menos pensados, y poco después del mediodía lo encontró revolcándose en un charco de vómitos fragantes en un recodo de la bahía donde iban a recalar los ahogados.

La madre de una lectora con la que charlé el otro día –ella era demasiado tímida para acercarse a la mesa donde estaba firmando- me dijo que su hija de 13 años había comprado las 7 novelas que Irene lee en su curso de gramática del amor. Me hizo una ilusión tremenda saberlo porque no puedo imaginar mejor recompensa al trabajo de escribir que lograr contagiar mi pasión por los libros a otras personas.
Espero que alguno de vosotros se anime con esta obra maravillosa de García Márquez. Si lo hacéis y os apetece ponerle banda sonora a vuestra lectura, aquí tenéis un tema de la cantante inglesa Martina Topley-Bird que habla del mismo sentimiento de Florentino: cuando amamos todo lo demás es accesorio, excepto la persona amada.

viernes, 22 de abril de 2011

Sant Jordi

¡Hola, navegantes!

Mañana es Sant Jordi y La gramática del amor y yo tenemos una jornada festiva muy apretada. Os dejo los horarios y lugares en los que estaré firmando libros. Me hará mucha ilusión veros, aunque sólo sea para saludaros y charlar un momento :) ¡Feliz día de la lectura y del amor para todos!

viernes, 15 de abril de 2011

El último "love show"

Queridos navegantes,

Esta tarde a las 19,30h estaré en la Librería Bertrand de Rambla Catalunya, en Barcelona, presentando La gramática del amor y la última función del love show de Nikosia, con canciones especialmente pensadas para la ocasión. Además de algunos de vuestros temas favoritos, estrenaremos dos del disco nuevo que creo que os van a sorprender. ¡Os espero!

miércoles, 13 de abril de 2011

LBF

Queridos navegantes,

Hace un ratito que he regresado de la London Book Fair, una de las citas imperdibles del mundo del libro, junto con la de Frankfurt. Los editores vamos a las ferias a buscar tesoros literarios y sobre todo, a encontrarnos con un montón de gente con la que hablamos a menudo pero vemos poco.

Este año al llegar a Earl's Court, donde está el pabellón en el que se celebra el acontecimiento, me sentí muy pequeña y a la vez, muy agradecida. Pequeña porque no hay nada como una bofetada de realidad para darse cuenta de lo difícil que es que una novela llegue a publicarse, que se vea en las librerías, que tenga la oportunidad de que la gente sienta ganas de leerla, que se la compre, la recomiende... Earl's Court, como siempre, bullía de actividad, de stands de editoriales y agentes tratando de lograr lo imposible con centenares, tal vez miles de libros. Para que os hagáis una idea, os dejo una foto que tomé el martes desde el centro de agentes literarios:


 
Así que permitidme que os dé las gracias. Gracias por leer este blog, por haber leído (!!) la novela, por recomendarla en vuestros blogs, a vuestros amigos o a vuestros hijos... ¡incluso a vuestros padres! Gracias a vosotros, lo estamos logrando. Mañana os cuento más cosas :)

viernes, 8 de abril de 2011

Nuevos amigos

Ayer fue un gran día. Como ya os adelanté, me estrené como escritora invitada en dos escuelas, Proa en Barcelona y el IES Estela Ibérica de Santa Perpètua de Mogoda. Estaba un poco nerviosa, como siempre que me enfrento a una situación desconocida, pero enseguida me olvidé de todo y empecé a disfrutar.
Los chicos habían preparado los encuentros con mucho cariño y me hicieron un montón de buenas preguntas, incluso alguna excepcionalmente perspicaz que me dejó impresionada. Fue muy bonito compartir tiempo, palabras y canciones –Francesc me acompañó como pianista de excepción y así pudimos ofrecer también un mini recital - con un público tan joven, interesado y cálido.




Los alumnos de Proa me sorprendieron con su preparación, su amabilidad y su alegría. Los alumnos del Estela Ibèrica me divirtieron con su entusiasmo, su ilusión y su espontaneidad.
La experiencia me ha encantado y me ha dejado una huella tan profunda que estoy deseando repetir. Podría destacar mil anécdotas, pero me quedo con una del final del día, cuando una chica encantadora del Estela Ibèrica me enseñó el ejemplar de Al sur de la frontera, al oeste del sol, que estaba leyendo tras haber leído La gramática del amor. O la frase de otra nueva amiga: “Este libro es flipante. Yo nunca leo nada pero es que este… es alucinante, no lo puedo dejar”.
Gracias a todos, profesores y alumnos, por una jornada tan especial. ¡Espero reencontraros muy pronto!

jueves, 7 de abril de 2011

Agenda

El tiempo vuela. Tras la feria del libro de Bolonia, donde La gramática despertó mucho interés entre los editores extranjeros, especialmente en Alemania, ya estamos en abril, el mes del libro.

Quedan pocos días para Sant Jordi, la fiesta del libro, y la agenda de La gramática del amor empieza a ser apretada. Hoy me estreno haciendo triplete de charlas sobre los misterios del amor y la literatura en dos colegios de Barcelona. Nunca antes he hablado para un auditorio de chicos y chicas tan amplio y me hace mucha ilusión. Mañana os contaré qué tal fue la experiencia.

Y la semana que viene, el viernes 15 de abril, estaré en la librería Bertrand (también en Barcelona) presentando el libro, con miniconcierto de canciones de amor de Nikosia incluido. ¿Nos encontraremos allí?

¡Abrazos, navegantes!